Yogures probióticos: Para qué sirven, beneficios y tipos

  Tiempo de lectura: 5

yogurt con probióticos naturales en tarro de cristal - Birm
Tabla de contenido

 

En este artículo que estás leyendo sobre yogures probióticos nos centraremos en el papel que juegan los yogures dentro de los probióticos naturales. Podrás descubrir con nosotros cómo pueden convertirse en tu aliado para mantener un equilibrio digestivo óptimo.

Los yogures probióticos no solo son una buena opción nutritiva para disfrutar de estos microorganismos beneficiosos para tu salud, sino que también ofrecen una amplia variedad de cepas y formatos que se adaptan a nuestras preferencias y necesidades individuales.

Entraremos en profundidad en el mundo de los yogures con probióticos, descubriendo qué tipos y variedades contienen estas cepas saludables, así como los diferentes formatos disponibles para disfrutarlos.

Pero antes de nada, si has leído nuestro último artículo sobre los probióticos, ya estarás familiarizado con los beneficios que ofrecen para la salud de tu sistema digestivo y sistema inmunológico. En el artículo anterior, dimos respuesta a cuestiones como, qué son los probióticos, su impacto en nuestro cuerpo y los diferentes tipos que existen. Si aún no lo has leído, te invitamos a hacerlo para obtener una visión completa sobre los probióticos y su importancia para nuestra salud.

 

Probióticos en yogures

Los yogures son una fuente popular de probióticos y ofrecen una forma deliciosa de consumir estos microorganismos beneficiosos. Algunos yogures contienen cepas específicas de bacterias probióticas que se agregan durante el proceso de fermentación. Estas cepas pueden incluir lactobacilos y bifidobacterias, entre otras. En un artículo de la revista de investigación de nutrición «SciELO» se menciona cómo el yogur es uno de los mejores alimentos lácteos fermentados que contienen probióticos.

Los probióticos en los yogures pueden tener varios beneficios para la salud. Ayudan a mantener un equilibrio saludable en la microbiota intestinal, lo que mejora la digestión y la absorción de nutrientes. También fortalecen el sistema inmunológico y pueden ayudar a prevenir y aliviar la diarrea, especialmente la asociada con el uso de antibióticos. Además, algunos estudios sugieren que los probióticos en los yogures pueden tener efectos positivos en la salud mental y emocional.

Para tomar este tipo de yogures es importante leer su etiqueta y comprobar si contiene probióticos, ya que no todos los yogures en el mercado los llevan. Busca yogures que mencionen específicamente la presencia de cepas probióticas en la lista de ingredientes o en la etiqueta frontal del producto. Además, asegúrate de que el yogur no haya sido sometido a un proceso de pasteurización excesiva, puesto que esto puede afectar la viabilidad de los probióticos. También tienes la opción de hacer tu propio yogur, en este enlace encontrarás cómo hacer un yogur con probióticos casero tú mismo.

Recuerda que los yogures con probióticos no deben ser calentados en exceso, ya que el calor puede dañar los microorganismos beneficiosos. Es recomendable consumir los yogures con probióticos de forma regular como parte de una dieta equilibrada y variada. Como todo proceso natural, necesitas ser constante para notar unos resultados óptimos y un ajuste real en tu cuerpo.

 

Qué yogures tienen probióticos

Existen numerosos yogures en el mercado que contienen probióticos, como te decíamos es recomendable revisar las etiquetas y buscar aquellos que especifiquen la presencia de cepas probióticas. Además, elige los yogures que se adapten mejor a tus preferencias y necesidades dietéticas.

Algunas opciones populares de yogur que suelen ofrecer probióticos son:

  1. Variedades que se enfocan en la inclusión de cepas probióticas específicas como la cepa Bifidobacterium lactis DN-173 010.
  1. Opciones de yogur sin azúcar añadida y alternativas veganas.
  1. Yogures orgánicos con probióticos.
  1. Yogures especialmente formulados para niños.

 

Ejemplo de yogures, probióticos y productos lácteos

 

¿Qué es mejor el yogur o el kéfir?

Tanto el yogur como el kéfir son alimentos fermentados que contienen probióticos beneficiosos para la salud. Sin embargo, hay algunas diferencias entre ellos que podrían influir en tu elección.

El yogur se produce mediante la fermentación bacteriana de la leche, generalmente utilizando cepas de bacterias lácticas como Lactobacillus bulgaricus y Streptococcus thermophilus. El resultado es un producto cremoso con un sabor ácido y una textura suave. El yogur es conocido por ser una fuente rica en calcio, proteínas y vitamina B12.

El kéfir, por otro lado, es una combinación de bacterias y levaduras que al fermentarse con leche da lugar a lo que comúnmente llamamos bebida de Kéfir. Esta bebida tiene una textura más líquida y efervescente en comparación con el yogur. El kéfir es una excelente fuente de probióticos, ya que contiene una variedad más amplia de cepas bacterianas y levaduras, lo que podría ofrecer una mayor diversidad microbiana para el intestino.

En cuanto a cuál es mejor, depende de tus preferencias personales y necesidades dietéticas. El yogur es más conocido y ampliamente disponible, y su sabor suave lo hace agradable para muchas personas. Además, es más fácil de encontrar en versiones sin azúcar añadida o con sabores variados.

El kéfir, por otro lado, puede ser más beneficioso para la salud intestinal debido a su diversidad de cepas probióticas y su contenido de levaduras. Pero cuidado, ya que en la actualidad se están detectando bastantes alergias a las levaduras en general, por lo que si sientes que algo no anda bien, consulta a tu médico y cambia al yogurt.

En resumen, tanto el yogur como el kéfir son opciones saludables y nutritivas que proporcionan probióticos naturales para la flora intestinal. Puedes elegir el que más te guste según tus preferencias de sabor y textura, y considerar el kéfir si buscas una mayor diversidad de microorganismos beneficiosos para tu microbiota intestinal.

 

¿Qué diferencia hay entre Bífidus y Probióticos?

Seguro que has oído alguna vez alguna información sobre el bífidus o habrás visto en el mercado numerosos productos con bífidus, prometiendo ser muy beneficiosos para tu salud. Realmente, el bífidus es la forma comercial por la que conocemos a aquellas bifidobacterias o cepas bacterianas beneficiosas para nuestra flora intestinal que se encargan de combatir a otras bacterias que pueden ser nocivas para nuestra salud. Estas cepas podemos encontrarlas desde que nacemos en el tracto gastrointestinal, siendo de gran importancia en nuestra infancia, ya que promueve el desarrollo y el buen funcionamiento de nuestra flora intestinal.

La diferencia entre bífidus y probióticos es muy sencilla, el bífidus o bifidobacterias son aquellas bacterias beneficiosas, mientras que los probióticos son los productos que contienen diferentes cepas bacterianas y levaduras, incluyendo también las bifidobacterias o “bífidus” para mejorar el equilibrio de la microbiota.

 

Beneficios del bífidus

Estos son algunos de los beneficios que pueden aportar a tu salud el consumo de bífidus:

  1. Ayudan a la absorción de nutrientes y producción de vitaminas del grupo B
  2. Pueden incrementar la producción de anticuerpos y de la actividad de células inmunitarias, evitando la proliferación bacteriana y, por lo tanto, regulando el sistema inmunológico
  3. Ayudan a equilibrar el tránsito intestinal, siendo muy eficaz contra la diarrea y el estreñimiento
  4. Eliminan residuos del intestino
  5. Reduce los síntomas del síndrome de intestino irritable (SII)
  6. Reduce la posibilidad de tener intolerancias a alimentos
  7. Ayuda al metabolismo de las grasas
  8. Promueve la salud vaginal. Mantiene un equilibrio saludable para prevenir posibles infecciones vaginales producidas por bacterias, como la vaginosis bacteriana, o por hongos como el hongo cándida o candidiasis.

 

Mujer caminando en supermercado comprando yogures probióticos

 

Es importante tener en cuenta que la elección del mejor producto y tipo de probióticos dependerá de las preferencias y necesidades individuales. Siempre es recomendable seguir las instrucciones de uso y, si es necesario, consultar con un profesional de la salud para determinar el formato y la dosis adecuada para ti.

Recuerda que los probióticos para intolerantes no reemplazan una dieta adecuada ni el tratamiento médico necesario. Es crucial seguir las indicaciones de un profesional de la salud y tener un estilo de vida saludable junto con el uso de probióticos para obtener los mejores resultados.

Si te resulta difícil incluir alimentos en tu rutina diaria o necesitas un impulso para cuidar tu sistema inmunológico, Birm es un producto 100% natural que equilibra y fortalece de manera efectiva el sistema inmunológico. 

Si tienes alguna pregunta, estamos aquí para ayudarte. No dudes en contactarnos.

¿Quieres compartir este contenido?

Mantente al día

Suscríbete a nuestra newsletter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

thirteen − ten =

Entradas relacionadas

Image of two women talking about responsible self-medication | Imagen de dos mujeres hablando sobre la automedicación responsable

Las claves para la automedicación

  Seguramente hayas oído hablar del término “automedicación” alguna vez y, también, habrás oído hablar bien y mal sobre dicho término. Lo primero que hay

foods that strengthen the immune system

Los antioxidantes naturales y el envejecimiento

  ¿Qué son los antioxidantes? ¿Qué alimentos contienen más antioxidantes naturales? ¿Son eficaces realmente contra el envejecimiento? ¿Qué relación tienen los antioxidantes y el cáncer?